¿Que hariais vosotr@s si un niño de 12 años os coge del brazo y os dice que hoy yo me quiero ir con usted? o si a la pregunta de ¿que queréis para que dejéis de

 tomar el pegamento?, la mayoría dice "ir a la escuela"

Bueno pues como podéis imaginaros, el corazón tiembla en momentos como esos y como anuncié en mi artículo del 24 de Diciembre el cerebro mano a mano con el corazón no deja de calcular como podemos resolverlo, creo que nos vamos acercando a la solución.

Por el momento tenemos un grupo de 40, a los que le damos desayuno y comida en la puerta de nuestro lugar de trabajo cada día, de esa manera nos aseguramos que no pasan hambre y que al menos dos veces al día nos reunimos con ellos y hablamos, le poquito que le damos lo intentamos dar con mucho amor, hablamos del pegamento,photo 2017 02 13 12 20 42 hablamos de sus dificultados, los chicos que ya están con nosotros vienen a servir la comida y a que ellos le pregunten lo que quieran,  también hablamos de la capacidad individual de cada ser humano de convertirse en una gran persona, con grandes valores, de que eso es un trabajo interior y que todos los seres humanos independientemente de su condición pueden conseguirlo.

En una conversación telefónica con un experto con mucha experiencia en atención de adolescentes drogodependientes, me informó de los problemas reales del pegamento, y la verdad que me transmitió mucho optimismo al respecto, al parecer el pegamento no crea dependencia física ni psíquica, lo que permite un abandono de esta droga relativamente fácil. su mensaje era claro, "cambiarle las condiciones de vida y las espectativas de vida" . (Muchas gracias Alfonso por compartir tu conocimiento y amor)

Su mensaje me quedó clarísimo, las grandes personas no necesitan hablar mucho, cuando hablan, hablan desde una combinación perfecta entre cabeza y corazón y se puede sentir su poder. 

De la lista de 40 entre 11 y 14 años aproximadamente 30 toman pegamento, en el grupo solo tenemos una norma, y es decir la verdad ( a cambio nadie se  verá perjudicado por decirla) cada día a cada chico le preguntamos si a tomado pegamento, si la respuesta es si, pues lo anotamos y listo, si la respuesta es "no" entonces tiene que echarnos el aliento. el pegamento es muy fácil de detectar, si alguno nos engaña simplemente no come ese día. Nunca pensé que iba a conseguir que me dijeran la verdad al respecto sin embargo, en todo este tiempo solo uno se quedo sin comer, después de eso todos dicen la verdad.

Esto nos ayuda a tener un poco de información para sacar del grupo primero a los que no toman pegamento y a que el resto afronten el reto de dejarlo (le invitamos a ello y como le hacemos el control pues les anima a hacerlo ) En nuestra casa ya son 17 los chicos, nuestra mesa gigante que teníamos ya no es tan gigante, nuestras ollas, ya no son tan grandes como pensábamos, por el contrario nuestro corazón se agranda por momentos.

A la pregunta del chico al final simpre decimos  "vente Bebé" sabemos que eso nos supone mas carga, mas dificultades, mas recursos que necesitamos, mas bidones de agua que sacar cada mañana, pero nuestro corazón sabe que es lo correcto, que ya veremos coo salimos adelante, ¿ si fueran nuestros hijos los dejariamos en la calle por muchos que fueran?

Os animamos a todos a participar junto con vuestras familias en ese cambio de condiciones y expectativas de vida y colaborar así en el futuro de estos muchachos que no tuvieron la misma suerte que nosotros.

Seguimos !!!

Herminio Membrives

Director comunidad de Niñ@s Yide Bikoue